BAMAKO (MALI)

Empleamos únicamente el tiempo necesario mientras nos tramitan los visados para visitar la capital del país. La relativa tranquilidad con la que nos recibe (fin de semana), desaparece drásticamente al llegar la semana laborable. La ciudad se convierte en un hervidero de gente. La mala calidad del combustible circulando por unos motores obsoletos crea una atmósfera irrespirable para nuestras “finas” narices. Por lo que en cuanto las trabas burocráticas se solucionan, preparamos las alforjas en un pis-pas y abandonamos esta caótica ciudad.

mapa del recorrido

mapa del recorrido
MALI Y BURKINA FASO

Datos personales